3 aromatizantes naturales para preparar en casa

Existen pocas cosas tan gratificantes como abrir la puerta de casa después de un día laaargo y encontrarnos con un aroma especial que nos hace sentir a gusto y en paz. 

Ya sea porque te reciben con un rico café, un budín que acaba de salir del horno o un buen plato casero. 

Pero más allá de esos aromas que desprenden nuestras recetas favoritas, qué lindo es tener un perfume que con un simple chuf-chuf irradia alegría, calma o pertenencia. 

Por eso, investigamos distintas fórmulas para que puedas preparar un aromatizante de ambientes que solo incluya ingredientes naturales y que sea fácil de hacer.

De limón

Ingredientes

  • ½ taza de jugo de limón
  • 2 cucharadas de bicarbonato de sodio
  • 2 tazas de agua caliente

Paso a paso

  1. Disolver 2 cucharadas de bicarbonato de sodio en 2 tazas de agua caliente
  2. Agregar ½ taza de jugo de limón
  3. Dejar que se enfríe y pasarlo a un difusor. 
  4. Agitar antes de usar
  5. Lo mejor es conservarlo en la heladera.

Para cancherear: si le agregas rodajas de limón a la preparación, puede que hasta sirva como objeto decorativo.

De romero, limón y vainilla

Ingredientes

  • 3 ramitas de romero fresco
  • 2 limones
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla.

Paso a paso

  1. Agregar todos los ingredientes en una olla y cubrirlos con agua.
  2. Colocarla a fuego lento y rellenar con más agua a medida que se evapora.
  3. Dejar que se enfríe y pasarlo a un difusor. Previamente podés colar la preparación o incluir todo en la mezcla. 
  4. Lo mejor es conservarlo en la heladera.

De naranja y jengibre

Ingredientes

  • 1 naranja (o cáscara de 2 naranjas)
  • ¼ de jengibre en rodajas (o 1 cucharadita de jengibre en polvo)
  • ½ cucharadita de extracto de almendra

Paso a paso

  1. Agregar todos los ingredientes en una olla y cubrirlos con agua.
  2. Colocarla a fuego lento y rellenar con más agua a medida que se evapora.
  3. Dejar que se enfríe y pasarlo a un difusor. Previamente podés colar la preparación o incluir todo en la mezcla. 
  4. Lo mejor es conservarlo en la heladera.

Nosotros preparamos el de naranja y jengibre para la oficina y nos en-can-tó. ¿Y vos? Contanos tu experiencia, ¡nos encanta leerte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ARRIBA