Hygge: la mejor filosofía para llevar el día a día en casa

Hygge. ¿Hy-qué? Hygge, así como suena. No, mentira, es una palabra danesa que se pronuncia “hu-ga”. 

¿Por qué te la escribo en danés y no en español? Es que este concepto es tan particular y fabuloso que no tiene traducción literal en ningún otro idioma.

Algunos dicen que nunca se intentó que hygge fuera traducido porque la intención es que se sienta.

P.D: no lo pongan en el traductor de Google porque les va a decir que Hygge significa “alegría”. Pf, qué sabe Google, ¿no?

Hygge se podría definir como una sensación de comodidad, alegría y bienestar al disfrutar las pequeñas cosas de la vida.

Es, sobre todo, una actitud; implica vivir el presente, ser gentil con uno mismo, generar un ambiente acogedor y dis-fru-tar.

Aunque para algunos será un concepto nuevo, otros me podrán decir “ey… hygge estuvo de moda en el 2016, ¿por qué levantan este tema tan retro ahora?”. Bueno, ¿acaso no es obvio? Es que en estos tiempos difíciles en los que nos vemos tanto tiempo en casa, ¡qué mejor estrategia que la de encontrar un espacio acogedor de bienestar!

Dicen que el secreto de los daneses para estar siempre en el top del ranking de países con índices más altos de felicidad es sencillamente: HYGGE.

Si ellos logran ser tan felices en pleno invierno cuando sólo tienen cuatro horas de sol al día y las temperaturas promedio rondan los 0ºC, creo que nosotros podríamos aprender de su filosofía de vida para surfear estos días de confinamiento estricto. Y más allá de estas circunstancias, es un lindo aprendizaje para que siempre nos acompañe.

¿Cómo crear HYGGE en tu casa? Te prometo que nada de esta lista va a incluir gastar plata para comprar muebles escandinavos, es más el cómo que el qué.

Se escribieron muchos libros sobre el tema (¡muchos!) pero queremos compartirles algunos puntos del manifiesto de esta filosofía de “The Little Book of Hygge” por Meik Wiking.

Ambiente: Bajá las luces. 

Ya sea dimmer, luces bajas que reemplazan las del techo, o incluso velitas. Lo que sea que ayude a formar un ambiente cálido y relajado.

Presencia: Estate acá, ahora. Apagá el celular.

Podés proponerte no prender tu celular hasta 1 hora después de levantarte apagarlo 1 hora antes de ir a dormir. Podés ponerlo en modo “no molestar” cuando estés en una reunión de trabajo o en compañía con otra gente. Muchos de nosotros tratamos de ser conscientes sobre el uso de la tecnología pero a veces eso no alcanza, a veces hace falta poner límites concretos que nos ayuden a formar hábitos más saludables. Lo que busca este punto del manifiesto es que podamos conectar con el presente sin estar conectados a una pantalla.

Placer: Café, chocolates, galletitas, tortas, carteles. Dame, dame, dame. 

No se trata de una apología a malos hábitos alimenticios; se trata de ser gentil con uno mismo y mimarse un poco cuando lo necesitamos. La idea es re-educar el deseo para sentirse libre de buscar el placer sin culpa. 

Igualdad: El “nosotros” sobre el “yo”. Compartir las tareas.

Hygge es crear igualdad, que todos se sientan igualmente valiosos. Esto implica repartir tareas entre los presentes y que todo esté equilibrado. 

Gratitud: Aceptalo. 

Estar agradecidos hasta por las cosas más minis. Dar las gracias de manera consciente por todo lo bueno que nos rodea.

Comfort: Ponete cómodo, tomate un recreo, relajate.

Más claro echale agua, ¿no? Trabajar desde casa tiene el gran beneficio de poder usar tu ropa más cómoda ¡aprovechalo! Y si te toca trabajar afuera, cuando vuelvas de la calle desabrochate el jean, mejor… cambialo por un pantalón de pijama, unas medias gorditas y unas buenas pantuflas (si pueden ser peluditas, ¡mucho mejor!). A veces creemos que estamos cómodos cuando en realidad no es así; no le temas al comfort.

Unión y refugio: construir vínculos

Rodeate de tu tribu. Sentite seguro. Construí tu propio espacio de paz y contención. 

Te deseamos un invierno muy calentito, rodeado de las personas que más quieras, disfrutando cada momento y viviendo en armonía. Faa, qué románticos. 

Hygge para mí, Hygge para todos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TOP